Nuestra Historia PDF Imprimir E-mail

ASOCIACIÓN DE AVIONES EXPERIMENTALES RIO PARANA  -  CAPITULO  1339

                                           MANTENER EL ESPIRITU!!! 

Transcurría el invierno del año 2001, y precisamente un Once de Julio, un grupo de entusiastas con Juan Amestoy y Gustavo Villarruel al frente, deciden organizar una reunión en casa de éste último. Allí fueron invitados un grupo de alrededor de doce personas. Todos con diferentes vivencias, pero con un entusiasmo común: volar. Algunos ya conocían el tema de Aviación Experimental pero la gran mayoría descubrió en esa noche, que existía una Organización a nivel mundial, que era y es la mayor en lo que respecta al tema. Fue así que comenzó a gestarse la idea de participar en la misma. Como en todo comienzo, hubo que enfrentar dificultades pero poco a poco el grupo de Miembros fue consolidándose.

Transcribimos a continuación la carta que escribiera quien fue nuestro Primer Presidente del Capítulo:

“Parana, 22 de Agosto de 2001                                                                               

Queridos  Amigos: 

Hoy nos reunimos para celebrar el nacimiento de un Nuevo Capítulo de la Aviación Experimental. Si bien esto no es más que una formalización de algo que muchos de nosotros llevamos en el corazón desde hace mucho tiempo, es indudable que a través de esta pequeña organización, nuestros más anhelados deseos, aumentan significativamente sus chances de transformarse en realidad.

La Aviación Experimental existe desde tiempos ancestrales. Se ha visto  representada,  incluso en antiquísimas pinturas rupestres, surgidas de la inquietud casi innata que la humanidad siente por todo aquello que vuela. Pero no fue sino hasta el siglo pasado, que un pequeño puñado de hombres logró hacer realidad la quimera del vuelo controlado. Desde entonces, hemos visto cómo la aviación ha progresado hasta límites insospechados. 

El cruce del Atlántico, la primera vuelta al Mundo, el vuelo supersónico, la llegada del Hombre a la Luna, todos estos hechos se lograron luego de incalculables esfuerzos. Incluso a costos tan elevados, como la pérdida de vidas humanas. Pero además de éste, hay otro común denominador que me gustaría resaltar. Todos estos logros se han originado en la cabeza de algún soñador, que solamente tuvo la osadía y la entereza de no ceder frente a los innumerables obstáculos que la sociedad usualmente se empeña en ofrecer. Es por esto que me alegra profundamente vernos reunidos en el marco de esta Asociación que se plantará como objetivos primordiales los siguientes: 

  •     Fomentar el espíritu de la aviación deportiva y experimental.  
  •   Asesorar y ayudar a quienes deseen concretar el sueño deconstruir su  propia areonave.
  •   Defender los derechos del aviador deportivo y promover la desburocratización de los  trámites  aeronáuticos.        
  •   Apoyar a todo tipo de actividad relacionada con el vuelo deportivo sin  discriminaciones   algunas.                                                                                      

Seguramente, en muy poco tiempo, el espectro de nuestros objetivos y actividades aumentará y se enriquecerá en beneficio de todos los integrantes. Así es que les agradezco profundamente el esfuerzo que día a día todos ustedes ponen, para que este pequeño grupo de personas entusiastas de la aviación experimental, puedan acceder a los beneficios de poseer un Capítulo propio.

Hoy tenemos las puertas abiertas para seleccionar y disfrutar cualquier oportunidad que la aviación experimental nos brinde.

 Está en nosotros la decisión de concretar nuestros sueños.

Buenos   vuelos!!!

                Juan Martín Amestoyª                                                                                      

Transcurrieron algunos meses y cuando parecía que todo comenzaba a funcionar correctamente, surgieron algunos inconvenientes que retrasaron la concreción formal del Capítulo. Nuestro país se vio inmerso en algunas dificultades, entre ellas la desvalorización de la moneda que hizo frenar un poco la marcha de la actividad, por cuestiones obvias. Surgieron asimismo algunos pensamientos dentro del Capítulo en formación por parte de, hoy ex Miembros, no conformar una entidad con Personería Jurídica, sino como un simple agrupamiento de personas. Pese a ello, hubo quienes mantuvieron sus convicciones y anhelos de formar una Asociación donde pudieran caber todas las expresiones positivas, pero dentro del marco jurídico y formal que debe existir en toda Institución.

Es así que se redactaron los Estatutos y luego de algunos meses de trámites administrativos ante la Dirección de Personas Jurídicas, un Nueve de Junio de Año 2004 se obtiene la misma.

Como corolario a este breve relato de la historia de nuestro Capítulo, transcribimos a continuación lo escrito por el Miembro Hugo Martínez, hoy Presidente del mismo, con motivo de realizar la Primera Convención en Vuelo.                                                                                            

Acta de Nacimiento.

QUE LINDO ESTA PARA VOLAR!!!

Y así empieza todo.En Paraná se habrán juntado una o dos personas y alguien lo dijo.

Otro le contestó: Ahá.

El de más allá acotó: no hay avión. Sale caro.Pero en el aire estaba suspendida una idea.

Si tuviéramos nuestras propias máquinas!!!

VAMOS A SACAR LA MAQUINA:

Reunidos con otros entusiastas empieza a germinar la idea de construir algo, para unos y de la EAA para otros. Pero lo mismo que para sacar un avión del hangar, aquí también se necesitaba más gente. Se produce la primera convocatoria.

VERIFICAMOS EL COMBUSTIBLE Y HACEMOS EL CHEQUEO PREVUELO:

A esta convocatoria concurrimos gentilmente invitados y nos encontramos con un grupo entusiasta por la construcción experimental y se dan las primeras noticias de la EAA (Sede Central).

Para saber cómo volaríamos, se da la idea de afiliarnos a la EAA con un Capítulo propio que se llamaría Río Paraná, que con gran criterio de amplitud y una falta total de egoísmo localista, deciden precisamente ese nombre para significar la unión de ambas costas del Paraná. Definitivamente combustible había y el chequeo dio positivo: todo en su lugar y dispuesto a funcionar.

PUESTA EN MARCHA Y CALENTAMIENTO:

Como  en todo grupo que quiere permanecer en el tiempo, hay referentes como cabeza de organización. En amplias consultas se decide poner en marcha el proyecto.

LA RADIO:

EAA... EAA... Oshkosh.... aquí EAA Río Paraná...Se establecen las primeras comunicaciones con EAA Oshkosh.

EAA RIO PARANA PARA EAA OSKOSH. SOLICITAMOS INSTRUCCIONES Y AUTORIZACION PARA RODAR.

Se solicitan las condiciones para crear la filial. Recibida la documentación se trabaja para dar respuesta a los requerimientos de afiliación.

EAA OSKOSH A EAA RIO PARANA: RECIBIDO 5/5.  AUTORIZADO A CABECERA.

Se remitió lo solicitado y se reciben instructivos a cumplimentar. El País no pasaba por un buen momento, afectando a todos.

EAA RIO PARANA A EAA OSKOSH. SOLICITAMOS PREMANECER  STAND BY .

La situación del País no permite el pago de los aranceles ni de la afiliación de la EAA ni de los socios. Se comunica esta situación y en una forma muy amplia y generosa las autoridades de Oshkosh asesoran sobre la forma de sobrellevar esta situación. Mientras, se trabaja en los Estatutos y se forma la Primera Comisión Directiva.Se continúan  las comunicaciones a la EAA y se remiten a su consideración.

EAA OSHKOSH A EAA RIO PARANA: AUTORIZADO A DESPEGUE. ESPERE CONFIRMACION.

Recibimos comunicaciones donde aceptan el Capítulo Río Parana, pero en forma provisoria. Tenemos que remitir los Estatutos aprobados por la Justicia Argentina, es decir que somos EAA Río Paraná, aunque con número provisorio. Se remiten los Estatutos.

EAA OSHKOSH A EAA RIO PARANA. RECIBIDA DOCUMENTACION. AUTORIZADA PARA EL DESPEGUE. SU VUELO ES EL NUMERO 1339...

BUENA SUERTE.                               

Y así comenzamos nuestro vuelo. Sereno, calmo a un crucero no mayor a 40m/h.

Firmes en la Convicción de lo que queríamos, con el apoyo de mucha gente y de Instituciones como la de la Escuela de Técnicos Aeronáuticos Número Tres, Teniente Candelaria de medios periodísticos como Aeromundo, El Diario, Diario Uno, El Puente Aéreo, Canal Once, Aviación Experimental y del Aero Club Ciudad de Parana.

Precisamente, esta última Institución, que merece un párrafo aparte, nos abrió las puertas para realizar cuatro Convenciones y actualmente nos ha prestado un lugar dentro de su predio donde estamos llevando a cabo tareas de reconstrucción de un Hangar donde podremos seguramente llevar a cabo los sueños queridos.